Castillo de Karlštejn – Como llegar, precios y horarios

0
59

Como si el Castillo de Praga no bastara, muy cerca podemos visitar uno de los mas bellos de todo Europa, el Castillo de Karlštejn.

Este castillo medieval se encuentra al suroeste de Praga, a 32 kilómetros, a poco más de media hora en coche. Pero al pueblo de Karlstejn también se puede llegar en tren.

Es una visita muy recomendable, si tenemos más de 3 o 4 días de visita en la ciudad.




Historia

El Castillo de Karlstejn fue construido en 1348 por encargo del emperador Carlos IV. Posteriormente el castillo tuvo diversas reconstrucciones.

En 1485 se remodeló en estilo gótico, y más tarde, a finales del siglo XVI, en estilo renacentista.

El Castillo de Karlstejn, cerca de Praga, tuvo una gran importancia en la historia de Chequia, pues durante 200 años fue utilizado para conservar las Joyas de la Corona.

Situado en un espectacular emplazamiento, en lo alto de la colina sobre el pueblo de Karlstejn, para llegar al castillo hay que hacer una caminata de una media hora.

La Capilla de la Santa Cruz en la torre Vysoká věž

La Capilla de la Santa Cruz ubicada en la torre Vysoká věž tenía tanta solemnidad que incluso el Rey Carlos IV, quien entraba en ella descalzo, la aseguró con tres puertas de hierro y nueve cerraduras. Su decoración está inspirada en el Jerusalén Divino tal y como lo describen el la Biblia.

La capilla servía de cámara de tesoro de las joyas de coronación y guardaba la Colección de Carlos de las reliquias de los santos.

La capilla hace de la visita a este sagrado lugar una experencia sobrenatural, gracias a sus cuatro ventanas con piedras semipreciosas, bóvedas de cruz, pinturas al fresco sobre la vida de Jesucristo y los 129 singulares cuadros de tablas de los santos del Maestro Teodorico.

Interiores del castillo

Tome el agua de la fuente que funciona con la fuerza humana

En el Castillo de Karlstein aparte de las preciosas habitaciones encontrará también las copias de las joyas de la coronación checas y las joyas de la coronación del Sacro Imperio Romano o un pozo de 80 m de profundidad donde la gente movía una rueda que permitía extraer el agua.

Situado en lo alto de una colina rocosa rodeada de bosques y viñedos, el castillo se eleva unos 300 metros por sobre el poblado de Karlstein. El complejo tiene la particularidad de que los edificios individuales están situados a diferentes niveles, conectados por puentes internos y rodeados por robustas murallas.

Recorriendo el  Castillo de Karlštejn

En la zona más baja se encuentra la Torre del Pozo, que como su nombre sugiere era la que proveía de agua al castillo. Lo notable es que la torre se encuentra a 75 metros de la capa freática, por lo que extraer agua con baldes y una larga cuerda debe haber sido una tarea realmente penosa.

Más o menos al mismo nivel se encuentra el palacio del Burgrave, donde antiguamente se alojaba el encargado, que no sólo se ocupaba del castillo sino también de la administración de las tierras aledañas.

Ascendiendo se llega al Palacio Imperial, que era el lugar de residencia del rey y su corte. Aquí se encuentran las salas mejor conservadas del castillo: el Salón de los Antepasados, en el cual hay una exposición de pinturas de miembros de la familia de Carlos IV, el Salón de los Caballeros, la capilla de San Nicolás y el Dormitorio Real.

El recorrido ascendente lleva después a la Tesorería, la sala donde se guardaban las joyas de la corona. Desde allí, el emperador, a traves de un puente de madera interno, tenía acceso a la Gran Torre.

En lo más alto, la Gran Torre domina con sus 60 metros de altura y sus macizas paredes de 5 metros de espesor. En ella se encuentra la Capilla de la Santa Cruz, la zona más preciada del castillo.

Las paredes muestran una colección única de 129 pinturas de santos, profetas, ángeles y del mismo Carlos IV, realizadas por Maestro Teodorico, pintor del que no se sabe mucho, más allá de que sus talentos eran muy apreciados por Carlos IV.

Se dice que como prueba de respeto y humildad el emperador entraba a la capilla descalzo y que estaba prohibido el ingreso de mujeres.

Recomendación

Sólo es posible visitarlo con una visita guiada y hasta ahora (diciembre 2017) no esta disponible en Español.


Cómo llegar al castillo de Karlstejn

Para ir en tren al Castillo de Karlstejn, hay que cogerlo en la estación de Praga Smichov, y el viaje dura unos tres cuartos de hora.

Hay un tren cada hora aproximadamente, tanto para ir como para volver.

Horarios para visitarlo

El Castillo de Karlstejn abre todos los días menos los lunes y el horario es: de 09.00 a 15.00 horas (durante el mes de enero), de 09.00 a 16.00 horas (de marzo a diciembre) y de 10.00 a 15.00 horas (de septiembre a octubre).

Durante el mes de febrero se encuentra cerrado.

Precios

Los precios cambian según el tipo de visita que quieras hacer pero ronda los 270CZK.

Se pueden comprar los tickets online en https://www.hrad-karlstejn.cz/en/On-line-Tickets

Teléfono

+420 311 681 617

karlstejn@npu.cz

www.hradkarlstejn.cz

Dejar respuesta