Iglesia de San Nicolás en Praga

La Iglesia de San Nicolás de Malá Strana es una de las tres iglesias dedicadas a este santo en Praga.

Se destaca por su cúpula y su campanario que sobresalen sobre los tejados y es considerada una joya del barroco, no solo en Praga sino en toda Europa.

La cúpula tiene un sorprendente diámetro de 20 m., con una altura interior hasta el tope de la lucerna de 49 m., es decir, el interior más alto de toda Praga.

Además, es un ejemplo único de ornamentación del periodo culminante del barroco. Se organizan conciertos todo el año; el órgano, del siglo XVII.




Historia

Su historia está vinculada al proceso de re-catolización que siguió a la derrota de los protestantes husitas en la Batalla de la Montaña Blanca en 1620.

Con el triunfo de los católicos y el cambio de autoridades, comenzó la era del barroco para Malá Strana y sus edificios, y el afán en atraer fieles al catolicismo se manifestó en la construcción de grandes iglesias.

En 1702, el famoso arquitecto de Bavaria Kryštof Dientzenhofer diseñó los planos para la nueva iglesia de Malá Strana, bajo el impulso de los jesuitas, en el lugar que ya ocupaba desde 1283 una pequeña iglesia parroquial dedicada a San Wenceslao. Kryštof murió sin ver concretado totalmente su proyecto.

La obra fue continuada por su hijo Kilián Dientzenhofer, educado en el Clementinum jesuita, quien diseñó la impresionante bóveda y el domo.

Kilián también moriría antes de que la iglesia estuviese terminada. Fue Anselmo Lurago, yerno de Kryštof Dientzenhofer, quien completó la obra entre 1751 y 1756, añadiendo las capillas de Santa Ana y Santa Bárbara, a ambos lados de la entrada principal, y completando el campanario de 80 metros de alto.

Visitar la San Nicolás en Praga

El interior de la Iglesia de San Nicolás está repleto de arte, desde las pinturas en sus techos y bóvedas hasta las esculturas que adornan las paredes.

El arquitecto creador del conjunto fue K. I. Dientzenhofer, siendo esta iglesia su obra maestra.

Subida a la torre

La Torre de la Iglesia de San Nicolás es una de nuestras preferidas de Praga, la subida es emocionante y tiene varias salas a medio camino que pueden ser visitadas.

En estas salas aprenderéis mucho sobre la historia de las campanas y sus diversas funciones.

Desde los 65 metros de altura que tiene la torre se puede ver todo el barrio de Malá Strana. Durante la época comunista fue utilizada por las fuerzas secretas para vigilar las embajadas extranjeras.

Web

http://www.psalterium.cz/

Localización

Malostranské námestí (Plaza de la Ciudad Pequeña), Praga 1.

Horario de visita

Desde noviembre hasta febrero: de 9:00 a 16:00 horas.
Desde marzo hasta octubre: de 9:00 a 17:00 horas.

Precio

Adultos: 70CZK.
Estudiantes: 50CZK.
Menores de 10 años: entrada gratuita.
Prague Card: entrada gratuita.

Transporte

Tranvía: Malostranské náměstí, líneas 12, 20, 22 y 91.