Monte Petřín

El Monte Petřín es el mirador más famoso de Praga y uno de los lugares favoritos de sus habitantes para pasear.

Esta colina de  140 metros de altura, situada muy cerca del Castillo de Praga, por lo que muchos visitantes recorren el monte despues de visitar el castillo.

Se sitúa  un terreno de antiguos viñedos que hoy han sido sustituidos por árboles frutales. Se llega fácilmente dando un paseo desde el Monasterio de Strahov si estás por la zona del castillo, y si no, desde Malá Strana con el funicular.

Si observamos con cuidado, todavía se pueden ver algunas viñas repartidas en el monte.




Torre de Petřín

Esta torre de estructura similar a la Torre Eiffel, tiene unos 60 metros de altura y es el mirador más elevado de Praga.

Desde su terraza superior a 51 metros de altura se esta a 200 metros de altitud sobre el río Moldava.

La Torre de Petřín se construyó dos años después de la Torre Eiffel, en 1891, con objeto de la Exposición Nacional de Praga.

Inspirada en la Torre Eiffel

Funicular de Petřín

Al funicular de Petřín se puede hacer trasbordo desde la parada de tranvía de Újezd, y corresponde a la línea Újezd – Nebozízek – Petřín.

Casi en la cima se cruza con la Muralla del hambre. En su recorrido de 510 m., las dos cabinas del funicular salvan una altura de 130 m.

Comenzó a funcionar en 1891, movido gracias a un sistema hidráulico, y desde 1932 está electrificado.
En 1965, corrimientos de tierra hicieron que no pudiera funcionar durante unos largos 20 años.

El funicular está cerrado desde el 20 de marzo hasta el 7 de abril 2017 por la revisión periódica.

Laberinto de los espejos

Situado a escasos metros de la torre anterior se encuentra otro resquicio de la Exposición de Praga de 1891, el Laberinto de los Espejos.
En su interior hay un pequeño laberinto y una sala de espejos convexos.

Laberintos del Monte Petrin

Iglesia de San Lorenzo

Esta iglesia era originariamente románica, luego fue reconstruida en estilo gótico, y en 1784 fue convertida en una casa de viviendas.
Sólo con posterioridad, en los años 1985 – 1991, el decaído edificio sufrió una reconstrucción general.

La iglesia fue transformada en una sala de conciertos que conservó en la mayor medida posible su carácter arquitectónico original. Se realizan en ella sobre todo conciertos del festival Primavera de Praga.

Esta iglesia era originariamente románica, luego fue reconstruida en estilo gótico

El Monumento a las Víctimas del Comunismo

Cerca de la parte baja del funicular que sube hasta el Monte Petřín encontrarás un espacio que merece la pena ver. Se trata del Monumento a las Víctimas del Comunismo, un conjunto escultórico diseñado en 2002.

Obra ignaugurada en el 2002

Cómo llegar al Monte Petřin

Hay dos formas principales para llegar a Petřín:

Andando
A travesando los jardines del Monte Petřín, a los que puedes acceder desde el barrio del castillo.
A pie desde el Monasterio de Strahov, por la parte trasera del complejo. Es un paseo especialmente agradable en otoño.

Funicular
En el funicular de Petřín, que sale desde la calle Újezd, a la que se llega por la calle Karmelitská.

Una buena opción es subir en el funicular y bajar andando, así ahorrás algo de tiempo a la ida y además estarás utilizando uno de los transportes públicos con más encanto de Praga.

En total, la visita al Monte Petřín te llevará unas 2 horas, dependiendo del ritmo al que vayas, y el mejor momento para subir es por la tarde.