Praga es, indudablemente, una ciudad cosmopolita. Esto se manifiesta no solamente en la diversidad de su población y el colorido general de la metrópoli, sino también en una amplia oferta de restaurantes que ofrecen delicias de la cocina checa e internacional.

Descubre poco a poco la ciudad situada a orillas del río Moldava disfrutando de momentos inolvidables en los mejores restaurantes de Praga, a través de sus aromas y sabores.

Comida italiana, francesa, árabe, india, española, mexicana, armenia, así como la kosher, vegetariana y naturalmente la tradicional checa. La oferta de los restaurantes de Praga es casi ilimitada.

Los checos tienen más fama por la producción de cerveza que por su cocina. Sin embargo tras más de 20 años de innovación y refinamiento, la cocina checa vuelve a reinventarse después de 40 décadas de represión bajo el comunismo. Por su ubicación ideal en el centro de Europa, sus platos tradicionales reflejan las influencias europeas, con delicias renovadas y originales de Hungría y Austria, por ejemplo.

La cocina checa se combina perfectamente con un vaso de cerveza fresca. La mayoría de los locales de la ciudad que se recomiendan para disfrutar de una buena cerveza son también los mejores para probar los platos más tradicionales. La mayoría de los platos incluyen carne (sobre todo de cerdo, ternera, pato o conejo) que se sirve con col y dumplings, (bolas de masa hervida y a veces rellenas) patatas preparadas de diferentes maneras o una gran variedad de quesos, desde los más sosos hasta los más potentes.

Los platos más típicos son el goulash (guláš), lomo de ternera con una cremosa salsa (svíčková na smetaně), pato asado con col (kachna s zelím a bramborovým knedlíkem) y queso frito (smažený sýr) con salsa tártara.

Las opciones para los vegetarianos en los restaurantes checos y cervecerías son limitadas, podrás elegir entre queso frito, champiñones, coliflor frita o platos de pasta. Poco a poco se ofrecen ensaladas y sopas de verduras, y en el centro de la ciudad encontrarás varios restaurantes internacionales con cartas más variadas.

El almuerzo al mejor precio

El almuerzo es la comida más importante del día para los checos. Esto es ideal para los turistas ya que todos los restaurantes ofrecen menús especiales a medio día, entre las 11.00 y las 14.00 horas de los que disfrutan tanto la gente que visita la ciudad por trabajo como los turistas.

Los restaurantes

Por toda la ciudad encontrarás muchos restaurantes donde probar la comida checa. Ten en cuenta que los restaurantes cercanos a la plaza del casco antiguo, cerca del Puente Carlos o del Castillo de Praga atraen a los turistas pero sus precios son abusivos.

La cadena de restaurantes Lokál cuenta con tres locales por toda la ciudad. Se sirve la comida tradicional checa con un toque de Slow Food y también la cerveza fresca Pilsner Urquell, directamente del barril.

ambién debes conocer el Café Louvre, una cafetería con más de 100 años de historia donde sirven una rica variedad de platos locales e internacionales y también los mejores cafés y tartas. El interior del local es precioso, con techos abovedados y decoración clásica que poco ha cambiado a lo largo de los años.

Para disfrutar de una refrescante cerveza busca U Tří růží entre las adoquinadas calles del casco antiguo. La pequeña cervecería abrió sus puertas en 2012 pero cuenta con una historia de más de 500 años, se sirven diferentes tipos de cerveza y la sopa de goulash y el pâté de pato son deliciosos.

Si lo que quieres es disfrutar de una comida inolvidable, no te arrepentirás de pagar un poco más en La Degustation Boheme Bourgeois, que cuenta con una estrella Michelin. La comida dura varías horas y el restaurante no ofrece un menú a la carta, únicamente se sirve un menú de 7 platos que rinde homenaje a las recetas checas de varios siglos.

Las propinas: lo normal es dejar una propina del 10 al 15% en las comidas. Pero en vez de dejar las monedas sobre la mesa al marcharte, se prefiere que lo entregues directamente al camarero o que al pagar digas la cantidad total que quieres pagar.